+57 300 785 34 64 [email protected]

La presencia de la Pandemia del Coronavirus (Covid-19), todos se están preguntando qué pasa con los trabajadores de las empresas, lo cierto es que se están representando cambios sustanciales al interior de toda empresa, en temas como lo laboral, las medidas sanitarias, las dificultades financieras, los cumplimientos derivados de contratos, entre muchas otras, que han complicado el panorama durante este tiempo.  Este escenario, más allá de lo lamentable que resulta, nos obliga a tomar decisiones y emprender acciones, tanto preventivas como de mitigación. Como siempre, García&García Abogados estará acompañándole en estos tiempos difíciles, ayudando a entender las implicaciones legales y los impactos empresariales.

Lo primero que debemos analizar, son las repercusiones inmediatas que ha tenido la pandemia en la empresa y cuales pueden ser las soluciones y medidas a tomar en estos momentos. Con esta base, iniciaremos en este blog a analizar las medidas y posibles soluciones desde el área laboral.

¿Es su empresa una de aquellas que puede permanecer abierta durante la pandemia?

En primera instancia, es importante determinar si la empresa puede permanecer abierta durante la pandemia. En este ítem se establece que aquellas empresas que se dediquen a la prestación de servicios públicos, salud, cadenas de abastecimiento de alimentos, domicilios, entre otras, son empresas que pueden seguir su funcionamiento con normalidad.

Sin embargo, es importante recordar que se deben tener todas las medidas sanitarias para evitar la propagación y cuidar la salud de nuestros empleados.

¿Que trabajadores pueden desempeñar labores presenciales?

Para contestar esta pregunta es importante que cada una de las empresas que pueden permanecer abiertas, dividan a sus trabajadores en dos grupos:

  1. El primero de ellos es el de los trabajadores que son realmente indispensables para la empresa, que por su labor o actividad sea estrictamente necesario la permanencia de la persona en su lugar de trabajo, de tal forma que su empresa pueda seguir laborando durante la época de pandemia, pero esto no es una invitación para que la totalidad de sus trabajadores vayan con normalidad.
  2. El segundo grupo es precisamente el de los trabajadores que no son indispensables para desarrollar la actividad económica de manera presencial, estos podrán trabajar desde sus viviendas por medio de teletrabajo o por trabajo domiciliario.


¿Cuántos trabajadores pueden desempeñar sus funciones desde sus casas?

Lo realmente convenientes es tener al mayor número de trabajadores posibles desempeñando sus funciones dentro de sus hogares y, de esta forma evitar las aglomeraciones en la empresa, de esta forma no se expone solo a quienes laboran allí sino también a sus respectivas familias.

En este caso, es recomendable acudir a cualquiera de las vías previstas para alcanzar dicho efecto:

Trabajo en casa:

Es una situación diferente al teletrabajo, pues de acuerdo con la Circular del Ministerio del Trabajo 0021 del 17 de marzo de 2020, esta medida no exige el lleno de los requisitos para su implementación. Se trata simple y llanamente del acuerdo entre el trabajador y el empleador para continuar con el desempeño de sus funciones desde su hogar, además de tener un carácter ocasional, temporal y excepcional. En este caso resulta conveniente reportar a la ARL la modificación del lugar de trabajo y es posible suprimir el auxilio de transporte toda vez que el trabajador no realizará desplazamiento alguno.

Teletrabajo:

se trata de una forma de desarrollo de las actividades laborales utilizando como soporte las tecnologías de la información y la comunicación. La modalidad de teletrabajo incluye unos requerimientos organizacionales (formación de teletrabajadores, preparación administrativa, seguimiento y medición), requerimientos tecnológicos (plataformas tecnológicas que soporten el teletrabajo, computación en la nube, así como medios que preserven la confidencialidad de información relevante – VPN-, entre otras) y requerimientos jurídicos (contrato de teletrabajo, modificación al reglamento interno de trabajo, reporte de novedad a la ARL, entre otras). Realmente la implementación del Teletrabajo no es un aspecto de fácil decisión o realización, ya que como se ha podido observar es un poco más complejo, por lo que se es sugeribles que, de no haberse implementado en otras ocasiones, lo más recomendable seria la implementación del trabajo remoto o en casa, como se fue planteado anteriormente.


¿Qué pueden hacer las empresas que no pueden desarrollar sus actividades en estos momentos?

Para todas las empresas que no pueden desempeñar sus actividades en estos momentos, es importante realizar un análisis detallado de la situación financiera de la organización empresarial, para con esto realizar una planeación contable y verificar que tanto tiempo puede resistir la organización sin desarrollar la actividad económica.


Las soluciones que se plantean a continuación son solo algunas de las posibilidades por lo que es de suma importancia contar con la asesoría de un abogado.

 Vacaciones colectivas.

El propio Ministerio del Trabajo, mediante circular 021 del 17 de marzo, faculta a sus empleadores para otorgar vacaciones a sus trabajadores sin que haya un preaviso de 15 días de antelación, el empleador puede hacerlo con al menos un día de anticipación. Valga anotar que aun cuando el trabajador no ha cumplido con el tiempo necesario para que estas se generen, esto se tratará de unas vacaciones anticipadas, lo cual es jurídicamente viable.

Aunque el objetivo principal de las vacaciones es el descanso -y lo más probable es que no se alcance durante este período crítico-, es una medida que previene la toma de decisiones más gravosas.  Las vacaciones se pagarían con el mismo salario que el trabajador devenga al momento de su disfrute y este no podrán exigir que se le asigne un nuevo período vacacional luego de cumplir el año de trabajo.

Suspensión del contrato de trabajo:

Esta medida es menos gravosa que la terminación del contrato laboral, pero contiene fuertes efectos sobre el trabajador. Toda vez que la suspensión busca evitar que el empleador cierre su empresa de forma abrupta, dado que se puede fundamentar en una fuerza mayor (la pandemia) o caso fortuito (decretos que obligatoriamente suspenden actividades) que temporalmente impiden la ejecución del contrato (artículo 53 C.S.T.). La suspensión hace cesar las prestaciones básicas del contrato:

el trabajador no puede prestar su respectivo servicio para el cual fue contratado y el empleador no le pagará.

Cabe aclarar que no todas las obligaciones contractuales se suspenden por lo que el empleador deberá seguir pagando la seguridad social del trabajador (salud y pensiones), salvo el aporte a la ARL para lo cual, este deberá notificar a la entidad prestadora de la suspensión del contrato.

ATENCIÓN!! siendo conscientes de que el salario es posiblemente la única fuente de ingresos del trabajador, en la medida de las posibilidades es conveniente otorgar un auxilio económico que acompañe al trabajador y su familia mientras dure la suspensión del contrato y así podrá proporcionar una mayor tranquilidad a todos.

Terminación del contrato:

Posiblemente esta es la medida más radical de todas, ya que debido a la gran afectación en la que se están viendo las empresas estas pueden dar por terminado el contrato de manera unilateral, no obstante, aún cuando la razón del despido sea la pandemia, esto no lo convierte en justificado, por lo que  se deberá realizar el pago de la indemnización propia del despido sin justa causa y la liquidación de las prestaciones sociales. Es importante que la terminación unilateral no se torne en despidos masivos[1], pues para hacer esto, se debe contar con una autorización del Ministerio, quien además ha dejado muy en claro, a través de la Circular Externa No. 0022 del 19 de marzo de 2020, que a la fecha no se ha emitido ninguna autorización para el despido colectivo de trabajadores.


[1] Para este efecto, debe consultarse el número de empleados de la empresa y el porcentaje al que equivaldrían los despidos, así por ejemplo, si se trata de una empresa con más de 10 trabajadores y menos de 50 trabajadores, constituirá despido colectivo la terminación del contrato para el 30% de los trabajadores.

Es importante resaltar que de acuerdo con la circular No 27 del 29 de marzo usted como empleador no podrá por ningún motivo, obligar a sus trabajadores a tomar licencias no remuneradas con la excusa que es para mantener su puesto de trabajo, ya que esto aparte de ser ilegal perjudica no solo la vida del trabajador sino su entorno familiar.


Déjanos asesorarte